El desafío de hacer que los sueños se pongan en marcha

El permanente crecimiento que la Compañía Agrotabacalera del Paraguay representa en términos de producción y movimiento económico para el Departamento de San Pedro asume un desafío que debe acompañar y adelantarse a las exigencias de ese desarrollo.

La operatividad que demanda el flujo de producción, almacenamiento y transporte tiene un gran soporte en el trabajo que realizan los integrantes del Departamento de Obras de la Empresa. Este 2013 los encuentra en plena proyección y ejecución de obras de gran envergadura por lo que representan como infraestructura y posibilidades de trabajo para el productor primario.

Bajo la jefatura de Ramón Aguirre Colmán, el Departamento de Obras cuenta con el desempeño de Gloria Elizabeth Lezcano como Asistente de Obras y Rodados; el Asistente de Obras Antonio Romero; el Fiscal de Obras Julio Ortíz; los Electricistas Flaminio Martínez y Toribio Franco y el Mecánico Catalino Villalba que se encarga del mantenimiento de los rodados.

El alcance del trabajo que desarrollan comprende el mantenimiento y/o refacciones de 650 depósitos y 585 estufas en diferentes Distritos de los Departamentos de San Pedro, Concepción y Canindeyú.

Este año el presupuesto para la ejecución de las obras de infraestructura supera los 3.414.000.000 millones de guaraníes y comprende la adecuación o construcción a nuevo de Centros de Cura.

En diez Distritos del Departamento de San Pedro y uno en el de Concepción, estos Centros de Cura son verdaderos complejos con estufas, depósitos, viviendas para encargados, pozos artesianos, quinchos dotados de todas las comodidades para que los productores puedan cocinar y comer en el lugar y sanitarios.

Solamente para la construcción de fogones que requieren de una mano de obra especializada trabajan 150 personas, en tanto que la magnitud de obra en construcción está a cargo de empresas tercerizadas que también proveen el material.

Solamente en el Centro de Cura Itacurubí, de unas 100 hectáreas en Itacurubí del Rosario de San Pedro, la infraestructura estará dotada de 15 estufas, 16 depósitos, 2 viviendas para funcionarios, quincho, pozo artesiano y sanitarios.

Ubicado a siete kilómetros del Centro de Cura “Doroteo Morel”, el de Itacurubí permitirá el trabajo de un productor de tabaco Virginia por estufa y su inversión global supera los 1.270 millones de guaraníes.

El Centro de Cura “Yasy Cañy” (Canindeyú) será de seis estufas, seis depósitos, una vivienda, quincho, pozo artesiano y sanitarios. El de Murumbí, que ya está funcionando en Choré consta de 20 estufas, 22 depósitos, una vivienda y pozo artesiano.

Entre las adecuaciones previstas, en el Centro de Cura “San Blas” de Correa Ruguá, se previó construir el quincho para que los productores tengan ese espacio común de cocina y comedor mientras realizan el secado de su cosecha.

_MG_6434 _MG_6515 _MG_6522 _MG_6518

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *