Planificación de la producción: alternativas para que el productor pueda vivir de su chacra.

EL EMPUJE NECESARIO

Con los resultados obtenidos en la producción de un tabaco de alta calidad y el aporte a la rentabilidad familiar que se consigue con las granjas integrales autosuficientes; la experiencia que viene desarrollando la Compañía Agrotabacalera del Paraguay SA en el Departamento de San Pedro demuestra lo importante que es para el productor contar con el respaldo financiero inicial y el acompañamiento técnico permanente.

El trabajo en la chacra es duro y exige constancia. Variables como sequías, heladas o afectación de plagas en los cultivos condiciona o echa a perder cosechas. Situación sumamente delicada cuando el sustento familiar de todo un año depende del resultado de un solo rubro.

Desde que se afincó en Choré, la Compañía Agrotabacalera fue acompañando el proceso productivo con un alto compromiso en la búsqueda de mecanismos financieros, técnicos y administrativos, que atendieran y se ajustaran a las realidades de cada productor en su chacra.

Gran interés en el Proyecto Granjas

Durante las jornadas de ponencias organizadas por la Expo 2012 de Mariano Roque Alonso, generó gran interés en organismos públicos y entidades de financiamiento la presentación del Proyecto Granja Integral Productiva que lleva adelante la Compañía Agrotabacalera en cooperación técnica con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Pequeños productores de tabaco desarrollan estas granjas como modelo de unidad productiva autosustentable en los distritos de Choré; San Pedro; Guayaiby; General Aquino; San Estanislao; Yataity y San Pablo de Kokueré.

La experiencia es coordinada por Líder Giménez por parte de Agro y el ingeniero agrónomo Rubén Cañete, técnico del MAG y Presidente de la Asociación Paraguaya de Granjeros, junto al auxiliar de campo agrónomo Benjamín Lezcano.

La Compañía Agrotabacalera, empresa integrante del Grupo Cartes, diseñó la estructura de las granjas modelos, otorga el respaldo financiero y la provisión de semillas, necesarios para iniciar las unidades productivas.

El concepto desarrollado en esta experiencia de campo apunta a concentrar en una finca diferentes alternativas de producción de rubros agrícolas, pecuarios y forestales para aumento de la renta en la agricultura familiar y, fundamentalmente, para abastecer el autoconsumo.

En un año de trabajo se instalaron y están en desarrollo 13 granjas productivas integrales; durante el mes de agosto se proyectan sumar otras seis y cinco más antes de terminar el año.

Con estos recursos el productor instala un Galpón para animales y depósito 6x4mts; una Porqueriza de 1.6x4mts (para dos lechones); un Depósito 1.4x4mts (para 4.000 kg granos); un Gallinero de 2x4mts, más 10x4mts de cercado con tejido de alambre para 50 ponedoras y 50 parrilleros y un Corral: 25x40mts para 10 a 15 animales bovinos.

Así, la propiedad queda integrada por vivienda, huerta familiar, galpón para animales y depósito, porqueriza, depósito para granos, gallineros, parcelas para la plantación de mandioca, el cultivo forestal asociado con cítricos, para el cultivo de renta, cultivo de autoconsumo, cultivo de pasto Camerún y caña de azúcar y piquetes para animales.

Capacitación y rentabilidad

Ante la creciente necesidad de contar con producción de autoconsumo en las fincas de pequeñas extensiones; esta modalidad contempló prácticas de fácil implementación en la producción agropecuaria; incorporó asistencia técnica integral para el productor y desarrolló proyecciones de renta y comercialización que garantizan su sostenibilidad.

Para ello se fijaron como objetivos proveer información suficiente y oportuna a los productores; desarrollar una actividad concentrada para lograr una mayor productividad y aprovechamiento del tiempo; servir de modelo de desarrollo al pequeño productor agropecuario; convertirse en un modelo de uso racional de los recursos y brindar una opción válida de renta y crecimiento al productor-granjero.

Mediante esta modalidad de granja productiva autosustentable; además de los cultivos de renta que puede desarrollar el productor con rubros como el tabaco, el algodón o el maíz; con mano de obra familiar puede obtener una renta anual alternativa estimada en otros G$ 10.921.415 en cuatro rubros como la cría de pollos parrilleros, gallinas ponedoras, cerdos y una vaca lechera.

En el caso de las gallinas ponedoras, terminado su ciclo faenado deja un retorno de G4 600.000 y la vaca lechera G$ 3.500.000, lo que hace un total de renta anual de G$ 15.021.415.

Cuadro 1 PPT
Cuadro 2 PPT Inversión-Beneficio


En 40 días producción de pollos parrilleros con 2,5 kg de carne

Foto epígrafe 4: Cuatro Novillos de engorde en un año


270 huevos por ave por año


Entrega de cerdos con 25 kg y terminación con 100 kg listo para la faena
[tabs slidertype=”simple”] [tab]

  • Venta en pie = 800.000 guaraníes
  • Venta en carne = 1.200.000 guaraníes
  • Venta embutido = 1.400.000 guaraníes

[/tab] [/tabs]


Las picadoras de forraje son un implemento esencial en la granja

La huerta permite un ingreso de 5.000 guaraníes por día durante todo el año.


El cultivo de complementos como caña de azúcar, maralfalfa o sorgo contribuye a otro rubro de renta y en la transformación de granos en carne utilizándolo para alimentar a los animales de granja.


Con la producción de 6 litros de leche por día = un queso + suero


Se estima un rendimiento de 500 kg por hectárea con precio de venta de 800 guaraníes por kg.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *